Colesterol total y las enfermedades cardiovasculares

artículo traducido de Total cholesterol and cardiovascular disease: A U-curve relationship

La hipótesis de que los niveles de colesterol en sangre están correlacionados de forma positiva con las enfermedades cardiacas (“la hipótesis de los lípidos”) fue propuesta por primera vez por Rudolph Virchow hace casi 2 siglos.

Uno de los estudios mas famosos apoyando esta teoría es el “Seven Countries Study” de Ancel Keys realizado entre los años 50 y 70. Este estudio fue usado como la base de muchos de los consejos que recibimos hoy en día de los médicos, a pesar de que muchos estudios publicados posteriormente no han podido soportar la hipótesis de los lípidos y de que Ancel Key ha sido criticado duramente por autores como Uffe Ravnskov o Gary Taubes por seleccionar datos y excluir del estudio los países que no se ajustaban a su teoría.

En el gráfico inferior podemos de ver la relación entre los niveles de colesterol y la mortalidad por enfermedades cardiovasculares entre hombres de 86 países (en contraste con los siete países del estudio de Ancel Key) y muestra una correlación lineal NEGATIVA entre el nivel de colesterol y las enfermedades cardiovasculares.

Haz click para verlo en grande.
Colesterol y enfermedad cardiovacular en hombres

Ahora bien, hay que tener en cuenta que la mayoría de relaciones en la naturaleza no son lineales. Muchas de ellas siguen un patrón que parece una U o J (normal o invertida). En el gráfico inferior se muestra la relación entre colesterol total y mortalidad por varias enfermedades, con el riesgo de muerte cardiovascular indicado con una linea de puntos roja en la parte inferior.

Haz click para verlo en grande.
Colesterol y enfermedad cardiovacular en hombres

Este gráfico ha sido obtenido a través de regresión cuadratica y muestra una relación más objetiva entre colesterol total y mortalidad. Si nos basamos en este gráfico, el mejor rango de CT en el que nos podemos encontrar es entre 210, donde la muerte por enfermedad cardiovascular es mínima; y 220, donde la mortalidad total es mínima.

La curva de mortalidad total es la linea azul de la parte superior y sugiere que la mortalidad incrementa rápidamente cuando el colesterol total desciende por debajo de 200.

Hay que tener en cuenta que estos gráficos relacionan el colesterol total con la mortalidad, sin decirnos nada sobre el colesterol LDL (Lipoproteínas de baja densidad ). En general, un nivel 200 de CT suele estar asociado a un LDL ligeramente elevado (110 a 150), incluso con niveles altos de HDL (ej, mas de 60).

A pesar de lo que se observa en las gráficas, en Estados Unidos a la mayoría de gente con un LDL mayor de 100 les recomiendan sus médicos (normalmente con la mejor intención), tomar medicamentos (statins) para “mantener el LDL bajo control”. También hay que tener en cuenta que normalmente los niveles de LDL son calculados a partir del colesterol total y el HDL, no medidos directamente, por lo que su cálculo también puede introducir problemas (sobre todo con dietas bajas en carbohidratos).

En conclusión; reducir el LDL a 100 o menos tiende a reducir el colesterol total por debajo de 200. Basandonos en los gráficos superiores, especialmente en de las curvas U, el riesgo de enfermedad cardiovascular aumentará, obteniendo justo el efecto contrario que los pacientes y sus médicos esperan.

En España la máxima concentración recomendada de colesterol en sangre es más elevada que la aceptada internacionalmente y basada en la evidencia científica, como lo indica la Sociedad Española de Arteriosclerosis, quizá debido a que el riesgo cardiovascular global en España es más bajo.

  • Colesterol por debajo de 200 mg/dL: bajo riesgo.
  • Colesterol entre 200 y 300 mg/dL: riesgo intermedio.
  • Colesterol mayor de 300 mg/dL: alto riesgo.